Síndrome de ojo seco con ReLEx SMILE y LASIK

cirugia refractivaEl síndrome de ojo seco es una patología frecuente hoy en día, los especialistas estiman que entre un diez y un veinte por ciento de la población lo padece, personas de todas las edades pero con mayor frecuencia cuanto más mayores.

Si se está planteando alguna operación de ojos, su cirujano oftalmólogo le informará sobre las posibilidades que hay de sufrir síndrome de ojo seco y durante cuanto tiempo se pueden prolongar las molestias. Esta pequeña complicación ocurre tanto en cirugía de cataratas como en cirugía refractiva, por poner un par de ejemplos.

El artículo de hoy surge a raíz de un estudio reciente sobre la incidencia de síndrome de ojo seco tras una Cirugía Refractiva, concretamente han comparado los resultados obtenidos por dos técnicas diferentes: SMILE y LASIK.

Para no desviarnos demasiado podemos explicar brevemente que la técnica LASIK consiste en levantar una fina capa de tejido corneal para corregir la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo con ayuda del láser excimer, esta técnica puede estar asistida con láser femtosegundo para hacerla más segura y justamente reducir la incidencia de sequedad ocular tras la intervención.

En cuanto a la técnica SMILE (Small Incision Lenticule Extraction) también conocida como ReLEx SMILE, se trata de una operación donde sólo se emplea láser femtosegundo, el cuál es capaz de crear un lentículo con enorme precisión, que luego extrae el cirujano a través de una pequeña incisión.

El objetivo en ambos casos es el mismo, corregir el problema refractivo del paciente para eliminar o reducir su dependencia de gafas o lentes de contacto.

La duda es cuál de las dos técnicas produce menor incidencia de ojo seco, según las conclusiones obtenidas por los investigadores la técnica SMILE tiene un impacto menos pronunciado en la superficie del ojo y la distribución de los nervios corneales en comparación con la técnica LASIK, reduciendo aún más la incidencia del síndrome de ojo seco después de la cirugía refractiva.

El estudio se ha basado en los datos de 30 pacientes operados de miopía en ambos ojos con la técnica SMILE, y otros tantos de la misma edad y sexo operados de miopía mediante la técnica LASIK en ambos ojos. Además se les hizo un seguimiento tras la cirugía al mes y a los seis meses para evaluar su evolución.

Al mes de la cirugía refractiva muchos pacientes operados tenían una incidencia entre leve y moderada de síndrome de ojo seco, que a los seis meses era menor en el caso de los operados con SMILE. En cuanto a la sensibilidad corneal, al mes los pacientes operados con SMILE estaban más recuperados, pero a los seis meses las estadísticas eran similares para ambas técnicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.