Operación de miopía, astigmatismo e hipermetropía

La cirugía refractiva se utiliza para corregir defectos visuales, y es la que se emplea en la operación de miopía, astigmatismo e hipermetropía.

Se trata de un procedimiento rápido y seguro, donde se emplea anestesia local por gotas, y pasados unos minutos el paciente recibe el alta.

La clave para diferenciar los diferentes tipos de cirugía refractiva está en el momento de levantar el tejido corneal para aplicar el láser excímer. Para ello, los hay que utilizan ablación (PRK), microqueratomo (LASIK tradicional), el avanzado láser de femtosegundo (Intralase o doble láser).

A continuación vamos a hacer un repaso rápido al proceso completo, que arranca con una serie de pruebas en el preoperatorio, luego la operación en si, y finalmente el postoperatorio y alta del paciente.

Preoperatorio de la operación

Antes de la operación de miopía, astigmatismo e hipermetropía se realizan diversas pruebas que permiten al oftalmólogo determinar si usted es un buen candidato para la operación de cirugía refractiva.

Hablamos de pruebas optométricas y oftálmicas que prestan especial atención a parámetros como el espesor corneal o la sequedad ocular. El encargado de realizar la operación debe analizar todos los resultados de las pruebas antes de dar el visto bueno y escoger la técnica más apropiada para corregir sus defectos visuales.

Durante la operación

Una vez verificados todos los datos y con los equipos listos, se da comienzo a la operación de miopía, astigmatismo o hipermetropía:

1. Lo primero que harán es aplicar un colirio que hace de anestesia.
2. En segundo lugar, una vez estamos tumbados en la camilla, nos inmovilizan los ojos para evitar el parpadeo.
3. A continuación viene un punto clave, ya que es la diferencia entre LASIK estándar y LASIK 100% láser o Intralase. En el estándar se emplea una cuchilla para levantar un fina capa de tejido corneal, en LASIK 100% láser se emplea el láser de femtosegundo para separar los tejidos de forma menos traumática.
4. Lo siguiente es aplicar el láser excímer para tallar la córnea, este procedimiento dura menos de un minuto, y si hay poco que corregir puede durar apenas segundos.
5. Por último, se vuelve a colocar el tejido corneal en su sitio, sin necesidad de dar punto ya que se vuelve a adherir de forma natural.

Postoperatorio de miopía, astigmatismo e hipermetropía

El postoperatorio de miopía, astigmatismo e hipermetropía uno debe permanecer en reposo durante veinte minutos o media hora. El oftalmólogo debe revisar el resultado, y si es satisfactorio procederá a dar el alta.

Si sumamos los tiempos, al final la operación de de miopía, astigmatismo e hipermetropía dura en torno a una hora. Cuando todo ha terminado, el paciente puede salir por su propio pie y volver a casa, en cuestión de horas (si se realizó LASIK 100% láser, sin ablación ni microqueratomo) podría retomar su rutina habitual con una visión corregida, dejando atrás la dependencia de gafas y lentes de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.