LASIK para presbicia

La presbicia o vista cansada es un problema visual que afecta a todo el mundo mas tarde o mas temprano, puesto que surge como consecuencia del envejecimiento, especialmente a partir de los cuarenta años de edad, y que reduce la capacidad de enfoque, haciendo mas difícil leer textos en letra pequeña y en general el enfoque de cerca.

Conforme el cristalino pierde flexibilidad, nos es mas dificil enfocar, y entonces se nos plantean diversas soluciones: lentes de contacto, gafas para ver de cerca o progresivas, el LASIK para presbicia o bien el implante de una lente intraocular.

El implante de una lente es quizás la mejor opción, ya que nos evitará sufrir cataratas, pero también es la solución mas cara. Para aquellos que no desean usar gafas o lentes de contacto está también la opción del LASIK para presbicia o PresbiLASIK.

Cirugía LASIK para presbicia

Desde hace décadas el tratamiento LASIK se emplea para corregir problemas visuales como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Hace ya algunos años que se planteó la idea de usar esta técnica para corregir el problema de presbicia.

La idea aprovechar el mecanismo natural del ojo, que contrae y dilata la pupila cuando enfoca de lejos o de cerca, y además engañar al cerebro corrigiendo de forma diferente cada ojo, de manera que el paciente use un ojo para ver de lejos y otro para ver de cerca. Puede parece rudimentario, pero el caso es que el cerebro se suele adaptar y el tratamiento funciona.

No obstante, antes de operar se suele proporcionar unas lentillas al paciente que emulan el resultado de la operación, con el objetivo de asegurarse de que su cerebro es capaz de asimilar el cambio en poco tiempo, de no ser así, el paciente debería optar por otro tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.