Lentillas pijama para frenar la miopía

Las lentillas pijama para frenar la miopía son un tipo de lente de contacto que se emplea en terapia corneal refractiva (lentillas CRT). Pueden ser una alternativa para aquellos que no desean pasar por una operación de ojos. Este tipo de lentes de contacto consiguen modificar la forma de la córnea para que podamos ver bien sin gafas ni lentillas.

Actualmente para este tipo de tratamientos existen:

  • Lentillas nocturnas, también conocidas como lentillas pijama porque las usamos mientras dormimos.
  • Lentillas diurnas, cumplen una doble función: compensan nuestros problemas de visión para ver bien y frenan el desarrollo de la miopía.

Ambas opciones son interesantes para los menores de edad que están desarrollando miopía. En este artículo nos centraremos en la opción nocturna.

Tratamiento para frenar la miopía

Tenemos claro que una ortodoncia nos permite alinear bien nuestros dientes. Estas lentillas CRT lo que nos permiten es frenar el desarrollo de la miopía en niños. Sabemos que si un menor de 6 años tiene 1 dioptría de miopía, al cabo de 10 años podría tener unas 6 dioptrías. Esto se debe a que la media es de un incremento de 0,50 Dp anual.

Sin embargo, si este mismo niño siguiera un tratamiento de ortoqueratología podría quedarse en poco más de la mitad. Esto es una diferencia enorme y además reduciría el riesgo de sufrir otras enfermedades relacionadas con altas miopías.

Las estadísticas actuales dibujan un futuro con un elevado número de personas con miopía. Mediante ortoqueratología podemos conseguir que muchos de ellos no dependan de gafas ni lentillas.

Cómo se usan las lentillas nocturnas

El método es tan sencillo como ponerse unas lentillas específicas a la hora de dormir. Cuando nos levantamos por la mañana podemos disfrutar de una buena visión e incluso puede que no necesitemos gafas ni lentillas a lo largo del día.

La lentillas nocturnas o lentillas pijama tienen la rigidez suficiente como para modificar la forma de nuestra córnea. Cuando nos las quitamos al despertar podemos ver bien sin necesidad de corrección óptica. Debes saber que no hay un límite de edad para usarlas. En el caso de los menores de edad nos permiten frenar el desarrollo de la miopía.

La miopía suele frenar su desarrollo de forma natural entre los 20 y 30 años de edad. A partir de estas edades la ortoqueratología sirve para poder prescindir o reducir nuestra dependencia de gafas o lentillas durante el día. En mayores de edad se trata de un tratamiento totalmente reversible. Por tanto, si nos cansamos o surge algún problema podemos dejar de usarlas y en pocos días nuestra córnea recuperará su forma.

Hasta ahora las lentillas pijama que se emplean en ortoqueratología han demostrado que pueden corregir hasta 6 dioptrías de miopía. Los fabricantes siguen desarrollando nuevas lentes capaces de reducir un mayor número de dioptrías pero su eficacia está por demostrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *