Aberraciones de alto orden u orden superior

Las aberraciones de alto orden son defectos que pasan bastante desapercibido para la mayoría de la gente y que representan un pequeño porcentaje de nuestro problema visual, quizás por eso son menos conocidas a pesar de que afectan igualmente a nuestra calidad de visión.

Las aberraciones del ojo más conocidas son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, pero estas forman parte de las aberraciones de bajo orden. Las aberacciones de orden superior más conocidas son esférica, trefoil o coma, probablemente no hayáis oído hablar de ellas, pero si de sus síntomas.

Las aberraciones de orden superior son defectos más complejos y que se deben tratar con mayor precisión. Actualmente algunos de ellos se pueden corregir con ayuda de lentillas o bien mediante Cirugía Láser guiada por aberrómetro, un aparato que permite al oftalmólogo crear un mapa muy preciso de la superficie ocular del paciente, con defectos incluido.

Si tu óptico-optometrista o tu oftalmólogo te ha comentado que tienes alguna aberración de alto orden, probablemente quieras saber a qué se refiere exactamente y el impacto que puede tener en tu visión. Estos defectos ópticos pueden hacer que tengamos síntomas como miopía nocturna (dificultad para ver bien de noche o en condiciones de poca luminosidad), que veamos destellos y halos, que tengamos visión doble o borrosa.

Antes de agobiarse debemos tener en cuenta que ningún ojo es perfecto, lo cual significa que todos los ojos tienen algún grado de aberración, y en el caso de las de alto orden, con frecuencia tenemos varias combinadas, y mientras afecten en un pequeño porcentaje puede que no las lleguemos a percibir y podamos convivir con ellas sin problema.

Frente de onda

Para entender mejor lo que vamos a explicar a continuación es mejor saber qué es un frente de onda, la de sobra conocida Wikipedia lo define como: “lugar geométrico en que los puntos del medio son alcanzados en un mismo instante por una determinada onda. Dada una onda propagándose en el espacio o sobre una superficie, los frentes de onda pueden visualizarse como superficies que se expanden a lo largo del tiempo alejándose de la fuente que genera las ondas sin tocarse entre sí”.

frente de ondaPuede sonar un poco abstracto, así que por eso quizás se entienda mejor viendo la imagen, donde cada capa rectangular de color rojo es un frente de onda, todos separados y desplazándose juntos en la misma dirección.

Pues bien, las aberraciones oculares lo que provocan es que los frentes de onda (de luz) se distorsionen cuando pasan por ellos, pequeños defectos y curvaturas anormales de la cornea o el cristalino pueden hacer que necesitemos corrección óptica o algún tratamiento de cirugía ocular.

Las aberraciones de alto orden pueden ser de nacimiento o bien como consecuencia de una cicatrización en la córnea tras una cirugía ocular, por un golpe o enfermedad. Las cataratas también pueden dar lugar a estos problemas, el síndrome de ojo seco también agudiza los síntomas, e incluso se ha observado que las personas con pupilas grandes notan más sus efectos.

Frentes de onda y aberraciones oculares

A continuación podemos ver el efecto que produce cada aberración de alto orden al frente de onda. En la punta de la pirámide vemos el “piston”, que representa la versión ideal que dejaría pasar el frente de onda sin distorsión, lo cual dada la forma natural de nuestro ojo es imposible.

polinomios de zernike

Polinomios de Zernike

Un frente de onda al atravesar la córnea y el cristalino deja de ser plano y se vuelve tridimensional, deformando la imagen en cierta medida. Actualmente se conocen más de 60 aberraciones de alto orden, lo bueno es que la mayoría no las llegamos a percibir.

Diagnóstico de las aberraciones de alto orden

Para diagnosticar las aberraciones de alto orden los especialistas emplean el aberrómetro, un aparato que realiza análisis de frente de onda y es capaz de simular la visión del paciente, ya que genera un mapa detallado de la superficie ocular, como si fuera un mapa geográfico con sus valles y sus montañas.

Los datos recopilados se pueden trasladar a un equipo de cirugía ocular que puede corregir estas imperfecciones con ayuda de un láser, consiguiendo que el paciente disfrute de una buena visión sin necesidad de usar gafas ni lentillas.

Tipos de aberraciones de alto orden

Las aberraciones de alto orden comprenden variados defectos visuales, las más habituales son coma, trefoil y aberración esférica, pero como vimos en la pirámide de polinomios de Zernike hay muchas más identificadas y en conjunto pueden representar hasta un 15% de nuestro problema visual, el orden de la pirámide hace referencia a la complejidad de la aberración, así cuanto más alto es el orden más compleja es la deformación.

Los síntoma asociados a estos defectos visuales pueden ser fruto de una combinación de aberraciones, como hemos dicho son aberraciones más complejas que la miopía y no es tan sencillo como decir que ves mal de lejos. Los síntomas que provocan estos defectos los pacientes los describen como visión doble, borrosa, con halos, destellos, perdida de contraste, y baja visión por la noche o en condiciones poco iluminadas.

Corrección de las aberraciones de alto orden

La tecnología de frente de onda o aberrometría puede diagnosticar un gran número de aberraciones de alto orden, una vez detectado el problema existen correcciones ópticas como las lentillas que pueden reducir la aberración esférica, o bien la cirugía láser ocular con femtosegundo que puede realizar tratamientos personalizados que consiguen excelentes resultados tratando diversas aberraciones.

Cada vez hay más interés en este tipo de aberraciones y son muchas las empresas que investigan para desarrollar gafas, lentes de contacto, lentes intraoculares u otros tratamientos para corregir estos defectos y ofrecer soluciones efectivas a la gente que lo desee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.